[Reflexión] E3: Crónica de una muerte anunciada

[Reflexión] E3: Crónica de una muerte anunciada

 

Como cada año el E3 tocó a su fin y nos deja una ristra de noticias, juegos y fechas, como ya hiciera desde sus inicios. En mayo de 1995 se produjo el primer evento conocido como E3 (Electronic Entertainment Expo) el cual nacía del despecho de una industria que, aunque con fuerza, estaba en pañales frente a con lo que se medía en el CES. Aquel primer E3 marcó lo que han sido las sucesivas ferias; mismo lugar, conferencias para las grandes compañías y stands para mostrar y acercar a la crítica los juegos que estaban por llegar. Ya entonces hubo sorpresas y anuncios inesperados, de hecho, uno de los más sonados hasta la fecha fue el que protagonizó la compañía del erizo azul realizando un lanzamiento sorpresa con un: “disponible ahora”. Y no fue con un juego indie como puedan hacer actualmente, sino con una consola de nueva generación, una verdadera locura que le acabaría pasando factura a SEGA.

Este E3 no ha sido diferente al resto, mejor o peor según a quién se le pregunte. La industria está en entredicho; las compañías tienen una “extraña” manía de querer ganar dinero por encima de todo porque, al fin y al cabo, son empresas. El periodismo avergonzándose a sí mismo por comportarse como fans y los fans pidiendo el show definitivo, sintiéndose insatisfecho con todo lo que le muestren a pesar de su calidad, comportándose como las patinadoras en el videoclip de Rock DJ de Robbie Williams. Nada es suficiente, queremos más siempre, hasta consumir a la industria, hasta agotarla, hasta crear una burbuja y después engullirla para seguir alimentándola hasta que reviente. Una espiral que camina despacio hasta su final.

Las formas de comunicación han cambiado, el streaming con el que las empresas pueden llegar a casi cualquier rincón del planeta han puesto en jaqué a la prensa, la cual es menos necesaria que nunca para el fin último de las compañías; vender. Y sin embargo es cuando más falta hace. Es ahora cuando necesitamos que la ética periodística impere para proteger al usuario de las empresas que con tácticas “Early Access” nos convierten en inversores. Lo cual supone un menor riesgo para ellas en caso de estrepitoso fracaso y un incremento en los beneficios si el juego fuera un rotundo éxito sin tener que compartirlos. Sony, Nintendo, Microsoft… todas tienen una misma finalidad y no podemos culparlas por ello, un negocio es un negocio, pero si que podemos exigir que nuestro dinero reciba a cambio un producto de calidad y acabado. No nos compramos un coche y salimos del concesionario faltándole piezas. Y si lo hiciéramos no estaríamos siendo muy inteligentes. Por lo que si aplicamos esto al sector… dos más dos siempre suman cuatro.

El E3 del año que viene ya tiene fecha, pero no deja de ser la crónica de una muerte anunciada, al menos la de su formato. Las conferencias ya no son conferencias; siéntense y denle al play. Tampoco es tan primicia probar juegos allí, pues los early access y las betas acercan, en cierto modo, el poder probar juegos antes de que salgan. Asimismo, aproximan también la experiencia del jugador a las compañías pudiendo moldearlas más a los deseos del usuario, lo que puede limitar la creatividad de las desarrolladoras. Algo, bajo mi punto de vista, nefasto. Además de sumar que este año se han abierto las puertas para público no especializado. Lo que lo sigue alejando de ser el evento que conocíamos.

Y es por todo esto que decía unas líneas atrás que es ahora cuando se hace más necesaria que nunca la labor de la prensa, filtrando el contenido y, en cierta medida, protegiendo al usuario. Pero el primer disparo a bocajarro ha venido desde dentro. La conferencia, un video pregrabado, de Devolver Digital ha abierto fuego, literalmente, sacaron un arma y dispararon al aire, tomémonoslo como un aviso, un aviso para todos; compañías, no haced un todo por el oro; prensa, haz tu trabajo; usuarios, usad la cabeza y respetad. Viene el primer paso de quién menos cabría esperar, de quien más beneficio podría sacar. Y, aun así, no importa, porque podremos llevar la industria a mejor puerto, pero no lloremos por el E3, ya está muerto.

fin-e3-barney.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s